28 feb. 2010

porque no hacen falta Brujas malvadas ni Hadas Madrinas molestas

Y mucho menos ser un príncipe que por lo general son siempre los que la cometen, y por lo tanto quedan convertidos en quien sabe que cosa hasta que llegue la princesa que lo deba rescatar del maleficio por ser su verdadero y único amor.
Para convertirse en sapos (o en mi caso en una rana) si, si, como lo leen en un sapo todo verrugoso, ven que le puede pasar a cualquiera no es necesario tener un titulo de la nobleza y menos ser hombre, para que te transformes de la noche a la mañana y sin necesidad de cabrear a una hada o bruja, lo único que tienes que hacer es dejar que te pique una avispa (si eres alergic@ mucho mejor) y comer comida chatarra con muchas salsas para que sea el mejor catalizador para una intoxicación de fabula, que se los digo yo que tengo experiencia ya lo he hecho como unas nueve veces antes que esta ultima manera que encontré para convertirme en un lindo anfibio sin la necesidad de recurrir a la magia, si no veanlo con sus propios ojos

en la foto de la derecha se ve cuando me estaba empezando a cambiar, y la de la izquierda cuando ya casi estaba la transformación completa, eso si no se te ponen ni las manos  ni los  pies palmeados

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Dicen que hay que estar loco
para mantener la cordura.
Estoy de acuerdo.

Diseño de Marie April para Las sin "cerebros" Todos los derechos reservados